Volver a Comunicados

El Diputado Federal Baltazar Hinojosa sostuvo un diálogo con representantes de los medios de comunicación de Matamoros, en donde habló extensamente de las propuestas de los diputados priístas para superar la crisis económica y de otros aspectos del trabajo que realizará como representante de los matamorenses.

Se refirió a las tareas que ya se encuentra realizando en el área económica, un rubro que ocupará la mayor parte del trabajo legislativo en lo que resta del año, independientemente de otros temas que se encuentran en agenda.

Ante la emergencia económica, el legislador federal explicó que las opciones que plantea el PRI son dos: la reducción del gasto gubernamental y el financiamiento del déficit con responsabilidad, temas que serán discutidos al recibir del Ejecutivo Federal el paquete económico para 2010, que incluye la Ley de Ingresos, la Miscelánea Fiscal y el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Dijo que en estos momentos hay madurez en todas las bancadas para alcanzar acuerdos, pero lo que no se quiere es que las medidas que se tomen puedan golpear a la mayoría de la población, que no tienen la culpa de la crisis. “¿Por qué la van a pagar los que no tienen recursos? No se vale golpear a la gente desprotegida”, enfatizó.

Mencionó que convocados por la Dip. Beatriz Paredes y el coordinador de la bancada, Francisco Rojas, los diputados priístas del grupo económico, el cual él forma parte, se reunieron con el Secretario de Hacienda, con el fin de establecer puntos de acuerdo para la recepción del paquete fiscal y presupuestario que el Ejecutivo enviará a la Cámara de Diputados en esta semana.

Al respecto, estableció la importancia del posicionamiento del PRI, marcado en las propuestas para enfrentar la emergencia e impulsar el crecimiento, que se presentó el día dos de septiembre en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Resaltó que para 2010 se prevé un déficit presupuestal de 280 mil millones de pesos, lo cual representa alrededor del 2% del PIB, por lo cual la fracción priísta ha dejado claro que exigirá un recorte de 100 mil millones de pesos en gasto corriente al gobierno federal, además de plantear otras medidas que permitan subsanar ese faltante en las finanzas públicas.

Ello obedece a que en su momento, cuando hubo excedentes presupuestales por ingresos petroleros extraordinarios, estos recursos se utilizaron para gasto corriente, engrosando la burocracia federal. “Tiene mucha tela de donde cortar el gobierno federal”, dijo, pero se manifestó en contra de afectar los montos destinados a programas sociales. “Al contrario, buscaremos economías dentro del presupuesto para fortalecer este tipo de gastos”.

La intención es destinar mayores recursos a gastos de inversión que generen empleo y estimulen la recuperación económica, además de buscar opciones para el ejercicio oportuno del presupuesto. Por ejemplo, establecer convenios con los gobiernos estatales para transferirles los montos autorizados para las obras que el gobierno federal no pueda realizar, evitando los subejercicios que luego son destinados a cubrir déficits en otras partidas.

Indicó que se puede hacer uso de distintos mecanismos para equilibrar la hacienda gubernamental, pero reiteró que su partido no está de acuerdo en gravar el consumo, es decir, aumentar el IVA, ni otras acciones que hagan crecer la desigualdad y la pobreza, o que repercutan de alguna manera entre quienes menos tienen.

En lo que se refiere a los impuestos como el IETU y el ISR, se habrá de estudiar la conveniencia de eliminar uno de ellos, o bien sostener ambos, pero con tasas más bajas.

También en materia de recaudación fiscal, expresó que se quiere disminuir la dependencia del petróleo; para ello, se pueden revisar las distintas actividades económicas que se encuentran excentas de impuestos, y que en total representan un potencial de 460 mil millones de pesos en recursos hacendarios.

Al respecto, uno de los puntos que se le comentó al Secretario de Hacienda Agustín Cartstens, es que en los últimos siete años no ha crecido el padrón de causantes y no se puede seguir cargando de impuestos únicamente a los mismos contribuyentes que ya están cautivos.

Aprovechó el diálogo con la prensa para informar el cumplimiento de uno de sus compromisos de campaña, que es la presentación de una iniciativa de seguro por pérdida involuntaria del empleo, la cual beneficiará a todos los trabajadores que pierdan su trabajo y será suscrita por todos sus compañeros de bancada; esta iniciativa será llevada a la máxima tribuna de la Nación por la diputada Cristina Díaz, de Nuevo León.

En otras áreas de su trabajo como diputado, indicó que aún cuando no se ha definido la integración de las comisiones, tiene interés en participar específicamente en cuatro: Presupuesto y Cuenta Pública, Hacienda, Economía y Educación, que son aquellas donde podría obtener mejores resultados para Tamaulipas y para su propio distrito.

Así mismo, reiteró su disposición de hacer un esfuerzo muy serio para mantener actualizada la información sobre sus actividades en el Poder Legislativo, a través de sus oficinas legislativas y, principalmente, de su página de internet.