Volver a Comunicados

+ Prioridades: Desarrollo Regional, Carreteras, Campo y Educación + Establece Programa Nacional de Reducción del Gasto Público + Sin tintes Políticos: fue Aprobado por todos los Partidos Políticos

En tiempos de crisis, como lo están haciendo todas las familias mexicanas, es momento de “apretarse el cinturón”. Por ello, en este presupuesto se disminuyó en más de 90 mil millones de pesos el gasto del gobierno.

La austeridad debe empezar en casa. Por ello, los legisladores federales, además de haber reducido el gasto del gobierno y organismos públicos como el IFE y la CNDH, también hemos recortado el presupuesto de la Cámara de Diputados en 400 millones de pesos.

Los recursos reducidos a la burocracia los hemos reasignando para aumentar el presupuesto de actividades y sectores que realmente pueden reactivar la economía, el empleo y mejorar la calidad de vida de los mexicanos:

Desarrollo Regional: 25,500 millones más.

Carreteras: 18,733 millones más.

Campo: 17,000 millones más.

Educación: 13,171 millones más.

Agua: 5,118 millones más.

Salud: 3,384 millones más.

Seguridad: 2,500 millones más.

Medio Ambiente: 1,350 millones más.




Para mejorar la rendición de cuentas, se creó el Programa Nacional de Reducción del Gasto Público que permitirá una mejor supervisión del ajuste al gasto corriente. Este programa obligará al Ejecutivo Federal a disminuir las plazas de los mandos superiores, así como evitará la creación de nuevas plazas para funcionarios de alto rango y evitará la duplicidad de funciones.

Además, se crearon nuevas reglas que obligarán a transparentar el uso de recursos públicos en sectores estratégicos como salud, educación, desarrollo social y PEMEX, así como se otorgan a la Auditoría Superior de la Federación facultades para vigilar la eficiencia y eficacia de los programas.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Por qué, una vez más, no pudieron cumplir con los tiempos y las reglas que ustedes mismos se han creado para la aprobación del presupuesto?

R.-Tuvimos que tomar una decisión: aprobar un presupuesto en el tiempo fijado o aprobar un presupuesto de consenso, que requiere de negociaciones más largas. Nuestro objetivo fue siempre ir por un presupuesto de consenso, que finalmente alcanzamos.

¿Al no cumplir con los tiempos el presupuesto es ilegal?

R.- No. Existe un recurso parlamentario que nos permite detener el reloj. Entendemos que no son las mejores formas. Y sabemos que debemos ir a procesos y reglas de negociación más ágiles. Sin embargo, el presupuesto es totalmente legal.

¿Por qué bajaron los recursos de Oportunidades?

R.-Los recursos a Oportunidades no se redujeron. Por el contrario, se aumentaron en 16.5 mil millones de pesos, es decir 35% más, respecto a lo que se les asignó en 2009.

Lo que hicimos fue reducir el monto del incremento que proponía el gobierno federal, ya que pensamos que el combate a la pobreza y al desempleo no únicamente se hace a través de Oportunidades, sino también por medio de la construcción de hospitales, vivienda, apoyos productivos para las pequeñas y medianas empresas, campo, agua y educación, rubros que en la propuesta del gobierno venían muy castigados y ahora quedaron a la alza.

P.-Se dice que lo que hicieron fue amarrarle las manos al Presidente de aquí al 2012 y entregarle los recursos a los gobernadores del PRI…

R.-Los estados gobernados por el PRI recibieron más proporción del presupuesto porque son también los que más población tienen.

La mejor prueba de que fue un presupuesto sin tintes políticos es que fue aprobado por prácticamente todos los partidos, incluidas las tres principales fuerzas políticas.

P.- Se ha criticado mucho la falta de transparencia en el proceso de presupuesto ¿qué medidas tomaron para mejorar la rendición de cuentas?

R.- La rendición de cuentas se ejecuta por medio de la Auditoría Superior de la Federación, que en los últimos años ha sido fortalecida. Sin embargo, coincidimos en que es necesario fortalecer aún más a la Auditoría. Seguramente será parte de una serie de reformas que trabajaremos próximamente.

Además, en la Comisión de Presupuesto, estamos convencidos de que tenemos que hacer aún más transparentes los trabajos de la Comisión, por lo que próximamente estaremos presentado nuevas medidas de transparencia y rendición de cuentas de nuestros procesos de trabajo.

P.- ¿Cómo pueden auditar y controlar el gasto de los estados?

R.- Existen dos tipos de “transferencias” a los estados y municipios:

1) Las participaciones que son recursos que de acuerdo a nuestro pacto federal son impuestos de naturaleza local, pero que recauda la federación; y

2) las aportaciones federales, que si son recursos de origen federal que se transfieren a los gobiernos locales para cumplir con sus responsabilidades en educación, salud e infraestructura. Las participaciones, al ser recursos de origen local, deben de ser auditados por los gobiernos estatales. Las aportaciones, son auditadas por la Auditaría Superior de la Federación.

Avanzar en materia de rendición de cuentas siempre es deseable, así que seguramente, en el futuro cercano, tendremos que avanzar en reformas que le den mayores facultades a la Auditoría.

En el caso de los gobiernos locales, también es deseable que se profundicen los mecanismos de rendición de cuentas. Sin embargo, esto no se logrará con una actitud paternalista y tutelar desde la federación. Es un proceso que debemos de impulsar, pero confiar en que las autoridades y ciudadanía de las entidades puedan desarrollar por ellas mismas.

P.- ¿Por qué el PRD primero manifestó que no fue considerado en las negociaciones y abandonó la discusión, por unas horas, del dictamen en la Comisión de Presupuesto y finalmente regresó y votó a favor del dictamen tanto en la comisión como en el pleno?

R.-Son negociaciones complejas. Después de muchas horas de trabajo hay momentos en que las negociaciones se complican. Sin embargo, lo importante es que, como nos lo propusimos, alcanzamos un consenso.