Volver a Comunicados

El diputado federal, Baltazar Hinojosa Ochoa, se reunió con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Matamoros, con el fin de conocer sus apreciones e inquietudes acerca del Paquete Económico 2010, enviado por el Poder Ejecutivo Federal al Congreso, así como las repercusiones que en su forma actual, tendría para el estado de Tamaulipas.

Durante su exposición, el legislador explicó los distintos componentes de la propuesta económica del gobierno federal, así como los diferentes indicadores que conforman los criterios generales de política del ramo. De acuerdo con ellos, para el 2010 se espera un crecimiento de 3% del PIB, con una inflación del 3.3%, un tipo de cambio promedio de 13.8 pesos por dólar estadounidense y un precio del barril de petróleo de aproximadamente 54 dólares.

Así mismo, ante los representantes de los diferentes sectores productivos de esta ciudad fronteriza, Hinojosa Ochoa puntualizó que para el ejercicio de ese año, se estima un déficit en las finanzas públicas por 374 mil millones de pesos, a lo que se refirió como “un boquete” que el Ejecutivo proponía llenar con las reformas incluídas en el paquete fiscal que se encuentra pendiente de discusión en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, dejó en claro que esa reforma tenía un carácter estrictamente recaudatorio, pues contempla una serie de incrementos en impuestos y otras medidas compensatorias, dirigidas a subsanar el déficit fiscal, pero no incluye medidas suficientes para la reactivación de la economía y la generación del empleo, lo cual, dijo, “es lo más importante”.

Recalcó que el 75% de la vida económica del país estaba vinculado a la actividad privada, en tanto que el restante 25% abarcaba los distintos gastos e inversiones de todos los niveles de gobierno; la mayor parte de esta última cifra se define cada año en la Cámara de Diputados, por lo que estableció la necesidad de una política económica que impulse el crecimiento y la generación de empleo desde el sector público, pero sin descuidar al segmento empresarial, porque son los que generan la riqueza del país.

El evento se llevó a cabo en la sala de juntas del recinto de la Asociación de Agentes Aduanales, y contó con representantes de distintas cámaras y agrupaciones empresariales, como la ya citada, además de otras como COPARMEX, CANACINTRA, CANACO, Colegio de Notarios, Asociación de Ingenieros, Arquitectos y Constructores, Asociación Agrícola, entre otras, cuyos agremiados expresaron la necesidad de vigilar los cambios a la legislación fiscal, para no violentar los derechos de los contribuyentes, así como la urgencia de ampliar la base de contribuyentes para no seguir cargando más impuestos a los causantes actuales, así como la simplificación de los trámites para el pago de impuestos.

De igual manera, coincidieron con el legislador en enfatizar otras medidas, como disminuir el gasto corriente del gobierno federal y mejorar la eficiencia de la recaudación.