Volver a Comunicados

El Grupo Parlamentario del PRI en la H. Cámara de Diputados, considerando:

• Que existe una situación de emergencia que nos han provocado los fenómenos naturales extraordinarios de este año, que si bien han sido intensos en todo el territorio nacional, han resultado particularmente devastadores en algunas entidades federativas.


• Que los desastres naturales de este año, sin precedente en la vida moderna de nuestro país, han representado un costo de enorme magnitud en términos de vidas humanas, infraestructura, bienes patrimoniales, equilibrio ecológico y condiciones para el bienestar y han provocado que los recursos de los gobiernos locales hayan sido totalmente rebasados para hacer frente a todas las necesidades originadas por estos fenómenos, sin contar con que muchas de sus consecuencias aún no se manifiestan.


• Que aún frente a las tragedias más profundas, nuestros pueblos han puesto en juego toda su capacidad y su determinación para no dejarse vencer por la adversidad y permanecen luchando cada día con orgullo y esperanza. Pero también es cierto que el esfuerzo a realizar es demasiado grande y, por lo mismo, superar este difícil trance demanda el respaldo y la solidaridad de todos los mexicanos.


• Que los actuales esquemas de previsión de desastres naturales, de auxilio a las poblaciones afectadas por ellos, de reconstrucción de infraestructura e incluso de coordinación entre los órdenes de gobierno resultan claramente insuficientes e ineficaces lo cual hace necesario ampliar la disponibilidad presupuestal para estos efectos, así como asegurar que las normas, procedimientos y reglas de operación correspondientes garanticen la transparencia y oportunidad necesarias para su correcto ejercicio.


• Que el Paquete Presupuestal para el Ejercicio 2011 fue elaborado antes de los desastres naturales que devastaron a diversas regiones del país y que generan presiones presupuestales adicionales, lo cual exige un esfuerzo de todos los actores involucrados en este Ejercicio Presupuestal para atender las nuevas necesidades generadas por la tragedia.


Manifestamos lo siguiente:

1. El gobierno federal debe asignar recursos suficientes, en forma inmediata, para atender los daños provocados por los fenómenos naturales de este año, en todas las entidades federativas afectadas y, de igual manera, atenderá debidamente a la población damnificada. Con este fin, el gobierno federal debe encontrar los márgenes presupuestales que lo hagan posible.


2. Demandamos la creación inmediata de un Fondo Nacional de Reconstrucción, para iniciar en este mismo ejercicio presupuestal el apoyo a las entidades federativas afectadas por los fenómenos naturales de este año; además, asignaremos a dicho fondo los recursos necesarios en el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2011.


3. Exigimos la flexibilización de las reglas de operación del FONDEN para que, ocurrida una contingencia, existan recursos disponibles en forma inmediata que permitan a todos los órdenes de gobierno auxiliar oportuna y eficazmente a la población afectada, así como iniciar a la brevedad las tareas de reconstrucción de infraestructura.


4. Aumentaremos, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2011, los recursos asignados a los fondos de Desastres Naturales (FONDEN) y Para la Prevención de Desastres Naturales (FOPREDEN)…

… a fin de que existan los recursos suficientes que permitan prevenir daños a la población a causa de este tipo de fenómenos y, en su caso, hacer frente a las situaciones de emergencia provocadas por ellos.


Estamos convencidos de que en este momento, más que nunca, es imperativo trabajar en unidad, privilegiando el diálogo y la toma de acuerdos. Solo de esa manera lograremos que prevalezcan los más altos intereses de la nación y el bienestar de sus habitantes.

Palacio Legislativo de San Lázaro, septiembre de 2010